Como cuidar un gato correctamente.

Cuidar un gato adecuadamente requiere esfuerzo y debe de ser una responsabilidad que tome seriamente un adulto.

Veces las mascotas quedan en entendido como un juguete y se le da la responsabilidad a un menor que no puede atenderlo debidamente.

1. hacer de las visitas anuales al veterinario una rutina

Casi el doble de gatos que perros nunca visitan al veterinario.

Los exámenes preventivos o para todos los gatos deben realizarse al menos una vez al año y con mayor frecuencia en el caso de los gatos mayores y los que padecen enfermedades crónicas.

Durante el examen físico, los veterinarios evaluarán el estado de salud actual de su gato.

Identificarán las afecciones que pueden afectar a su salud mucho antes de que sean significativas, para que puedan ser tratadas o curadas antes de que se conviertan en dolorosas o costosas.

Los gatos necesitan exámenes veterinarios de rutina para promover una vida más larga, feliz y saludable.

2. No confíe en Google

Cada vez que haya un cambio con su gato, no asuma que el problema es de comportamiento – puede haber una explicación médica.

No confíes en Google para obtener respuestas, ponte en contacto con tu veterinario.

3. Controle el peso de su gato con regularidad

Así el 60% de los gatos domésticos tienen sobrepeso o son obesos, lo que puede afectar a la calidad de vida de su gato.

Agregar sólo unas pocas libras puede ser difícil de ver para el propietario, pero puede tener efectos y riesgos significativos para la salud.

Esta es sólo una de las razones por las que un chequeo anual de bienestar con su veterinario es tan importante.

4. Como cuidar un gato en un ambiente confortable

Tener en cuenta las necesidades físicas, emocionales y ambientales de su gato mejorará su salud y calidad de vida.

Los gatos necesitan recursos específicos para mostrar su comportamiento natural y controlar sus interacciones sociales.

Como cuidar un gato - 2

Como propietarios, podemos mejorar la salud y el bienestar de nuestros gatos asegurándonos de que todas sus necesidades se satisfacen en el entorno del hogar.

Lea más sobre los 5 pilares de un mundo felino saludable.

5. Trae la cuchara

Como cuidar un gato implica revisar la bandeja sanitaria.

Si ha habido algún cambio físico o de comportamiento en la excreción de su gato, asegúrese de consultar a su veterinario.

Si su gato vocaliza, no ve la caja, entra y sale rápidamente o no cava en la ropa de cama, todo esto puede ser un indicio de un problema médico o de aversión a la ropa de cama.

Asegúrese de que su gato esté preparado para el éxito en el uso de la bandeja sanitaria.

6. “Refrescar” la higiene bucal de su gato

(ver arriba) ¿Sabía que la enfermedad periodontal se considera la enfermedad más común en gatos de tres años de edad y mayores?

Si su gato tiene dolor en los dientes o las encías, sarro, gingivitis o si ha notado un mal olor en la boca de su gato, debe limpiarle los dientes profesionalmente antes de comenzar con el cuidado en casa.

Discuta el cepillado o el cuidado en el hogar con su veterinario.

7. Déle a su gato lo mejor y visite un CAG

Comprométase a darle a su gato lo mejor en el cuidado de la salud del gato y visite un Centro Amigable de Gatos (CAG).

Los GFP se comprometen a reducir el estrés asociado con su visita y a crear un ambiente más tranquilo.

Han tomado medidas adicionales para asegurarse de que entienden las necesidades especiales de un gato y utilizan un enfoque amigable con el gato para mejorar la calidad del cuidado de su gato.

8. está bien ser quisquilloso, pero no demasiado quisquilloso

lgunos gatos son especiales, pero muchas veces puede haber una explicación médica para cualquier nuevo comportamiento alimentario irregular (a menos que el gato siempre haya sido así).

El problema podría ser un problema gastrointestinal, diabetes o una serie de otros problemas – no esperes, contacta a tu veterinario.

Si su gato no ha comido durante 24 horas o más, contacte a su centro de salud animal de inmediato.

9. Tenga cuidado con los cambios en los hábitos de sueño

Vocalizar y/o dormir si su gato normalmente no duerme (cambios como el ritmo y “hablar” durante la noche, o más durante el día).

Combinado lo anterior con confusión general y/o cambios de personalidad (el gato que antes salía se convierte en una “flor de pared”).

Puede ser un signo de un problema médico como el síndrome de disfunción cognitiva (“Kitty Alzheimer”) en un gato mayor.

Contacte a su veterinario en la inmediatez.

10. Reducir el estrés de las visitas al veterinario

El 58% de los propietarios de gatos dicen que su gato odia ir al veterinario.

Haga que las visitas al veterinario sean menos estresantes para usted y su gato visitando una consulta que sea amigable con los gatos.

Las prácticas establecidas han dado pasos importantes para crear un entorno más tranquilo para los gatos.

El estrés asociado con las visitas al veterinario comienza en casa. No olvide aclimatar a su gato a su portador al convertirlo en un lugar familiar.

0
Shares

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *